domingo, 22 de octubre de 2017

Café solo con los desamores del pasado

De vez en cuando me gusta pasear con aquellos que fueron mis desamores o amores del pasado, llamadlos como queráis, pero lo que sí está claro es que para llamarlos desamor, primero han tenido que ser amor y para que sean pasado, tienen que haber sido presente, con una pincelada de futuro, a veces me resulta estrictamente necesario reencontrarme con ellos.


Es entonces cuando decido pasear entre los recuerdos que llevaron a que aquellos amores fracasaran y el porqué.

Nunca llego a la misma conclusión unas veces me veo culpable y otras culpo a la otra parte, depende del día o del momento, pero ya no discuto, mientras lo hago me gusta tomar un café en alguna terraza tranquila, a ser posible de barrio, en esas que saben que te gusta el café solo con sacarina y un pincho de tortilla y no hace falta que lo pidas, el camarero te ha visto sentarte y ya viene hacia la mesa con ese pequeño capricho casi diario, por no decir diario.


A veces es necesario sentarse frente a frente con aquello que nos llevó al fracaso, o quizás enfrentarnos con aquello que en ese momento pensábamos o creíamos que habíamos hecho mal, pero resulta que el tiempo te dice y te demuestra, que no fue un error, que era la decisión apropiada para esa circunstancia.

Tendemos a llamar error a todo aquello que un momento dado nos ha lastimado, en el fondo, nos gusta sacar esa víctima que todos llevamos dentro, y en cuanto a males de amores todos hemos sido víctimas alguna vez.


Es necesario tomarse un café en solitario con aquellos recuerdos, no para sumirnos en un estado de melancolía, sino para darnos cuenta de todo lo que somos capaces de superar y soportar y que nos hizo salir fortalecidos, aunque en ese momento, creímos morir y que no seríamos capaces de volver a levantarnos.

Nos viene bien recordar aquellas lágrimas que hemos sido capaces de secar y aquel corazón roto, que hemos sido capaces de recomponer, cuando pensábamos que nunca más podríamos amar.


Claro que se puede volver a amar, pero no de igual manera, porque cada amor es diferente, unos más intensos, otros menos, pero todos queramos o no, forman parte de la historia de nuestro corazón, ese pequeño héroe lleno de cicatrices y tatuajes que lo hacen diferente a los demás.


Nos viene bien escuchar aquellas canciones que un día compartimos y que ahora no nos importa volver a escuchar y si es necesario bailarlas a solas.

Nos viene bien sentarnos en aquellos bancos donde un día nos cogieron por primera vez la mano y darnos cuenta, que no tienes miedo a volver a empezar, esta vez a solas.

De vez en cuando, me siento con el recuerdo de mis desamores y me repito, "ves como si podías volver a hacerlo".



El aniversario

Me olvidé de sonreír, al tiempo que él se olvidó de enviar las orquídeas.

Así comenzaba el día de nuestro último aniversario juntos.

A partir de entonces se convirtió en una fecha que ninguno de los dos olvidaríamos, pero que ya no celebraríamos.

Fuimos quemando etapas, nos quisimos, nos amamos, nos deseamos..., hasta que nos acostumbramos y no hay nada peor para el amor que las costumbres, las rutinas.

Pero que malo es acostumbrarse a esas rutinas que de un modo u otro nos dicen que sigue habiendo algo entre dos corazones que han sentido juntos, el día que desaparecen es cuando nos damos cuenta que no hay nada que hacer, nada que recuperar, nada por lo que luchar.

Tres años antes nos habíamos quitado esas alianzas que nos recordaban cada día que estábamos unidos, ese símbolo que nos une y a la vez separa, yo seguía llevando aquel diamante engarzado en oro blanco, que años atrás me había regalado para demostrarme lo mucho que me quería, yo le regalaba besos y abrazos de buenos días con te quiero, mientras escuchaba un "y yo a ti más".

Pero poco a poco dejamos de bailar nuestra canción favorita y dejamos de improvisar aquellos viajes a París o a cualquier parte para disfrutar el uno del otro, esos viajes fueron reemplazados por encuentros con amigos, excusas de trabajo, o con un "ya lo celebraremos", esas rutinas que habían mantenido viva aquella llama que poco a poco se hacía más pequeña, hasta que aquella hoguera inicial, quedó reducida a rescoldos, habían ido desapareciendo.

Ya no había nada que celebrar, aquel aniversario había quedado en tan solo un día más, sin símbolos, sin orquídeas, sin sonrisas y lo peor de todo, sin ningún te quiero que decir, ni que escuchar.

Aquel día era el momento de recoger todos los recuerdos en una maleta, cerrarla con llave y volver a empezar.



viernes, 20 de octubre de 2017

Te contaré...

Te contaré que nunca se deja de querer a alguien, pero a veces, se empieza a sentir de otro modo.
El corazón late más tranquilo y el alma ya no se sobresalta.

Eso, no es dejar de querer, es sentir de otra manera, ya no buscas miradas, ni caricias, pero las agradeces cuando llegan.

Los te quiero se van distanciando, pero no por eso son menos intensos que los que fueron tan seguidos y espontáneos.

Te contaré que cuando se quiere de este modo, no es que deje de importarte el amor, pero lo miras y vives de otra manera.

Madurar le llaman, tal vez sea aceptar, lo que si es verdad, es que hay muchas maneras de querer y de amar, unas nos gustarán más, otras menos, pero todas, son dignas de ser llamadas amor.


jueves, 19 de octubre de 2017

Las Sinsombrero, MARÍA ZAMBRANO.

Nació el 22 de abril de 1904 en Vélez- Málaga, hija y. Irga de maestros. Desde su infancia tuvo una salud delicada.
Su padre consiguió la cátedra de Gramática Castellana en la Escuela Nacional de Maestros en Segovia, por lo que la familia se traslada hasta allí.
María pasará su adolescencia en esta ciudad, donde estudió Bachillerato en el Instituto de Segovia, donde ella y otra joven serán las únicas féminas. 

Entre 1917 y 1921 vive un amor prohibido con un primo carnal, la familia decidió enviar al joven hasta la Universidad de Osaka como profesor de español.
Tuvo una nueva experiencia amorosa con Gregorio del Campo, de cuya relación nació "el nene", pero falleció al poco tiempo, ambos recogen en sus respectivos epistolarios este hecho.

Debido a sus problemas de salud, se matricula por libre en la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid entre los años 1924 y 1926.
En 1927 es invitada a la tertulia de la Revista de Occidente.
En 1928 comienza su doctorado e ingresa en la Federación Universitaria Escolar (FEU) y colabora con la sección "Aire Libre" del periódico El Liberal. Participó en la Fundación de la Liga de Educación Social.
Una tuberculosis la aparta de la docencia durante algún tiempo, pero continúan sus colaboraciones en en la FEU.

En 1931, fue nombrada profesora auxiliar de Zubiri, a quien sustituirá cuando se ausenta por sus viajes.
Integrada en la coalición republicana-socialista, asiste a la proclamación de la Segunda República, pero no aceptó la oferta como diputada socialista.

El 7 de marzo de 1932 firmó el Manifiesto de Creación del Frente Español, con Ortega y Gasset moviendo hilos desde la sombra. Aquella plataforma a la que intentó sumarse José Antonio Primo de Rivera mostró su perfil fascista muy pronto.
María disuelve el incipiente movimiento, pero no pudo evitar que los estatutos y las sobras fueran usadas por Falange Española.

A través de Maruja Mallo conoció en una tertulia a Valle Inclán y Rafael Dieste con este último y un grupo de jóvenes entre los que se encontraba Alfonso Rodríguez Adalve, su futuro marido comienza una serie de misiones por Cáceres, Huesca y Cuenca. Además colabora con la Revista de Occidente, la Hoja Literaria y conocerá a Miguel Hernández.

Se alejó de la Revista de Occidente y Ortega y Gasset, ganando un puesto de excepción en la poética española, su círculo más íntimo traslada las tertulias a su casa.

En 1953 inicia su tarea como profesora de filosofía en la Residencia de Señoritas y en el Instituto Cervantes, donde Machado ocupaba la cátedra de francés.
El 18 de julio de 1936 se suma al manifiesto de la Alianza de Intelectuales para la defensa de la cultura colaborando en su redacción.

En Septiembre de ese mismo año contrae matrimonio con Alfonso Rodríguez Aldave, que había sido nombrado Secretario de la Embajada de España en Chile, a donde viajan en octubre, haciendo escala en La Habana, allí ella dará su primera conferencia sobre Ortega y Gasset y conocerá a José Lezama Lima.
En plena Guerra Civil el día que cae Bilbao, regresan a Espala, su marido se incorpora al ejército y ella comienza su colaboración en la redacción de Hora España en defensa de la República.
Participará en el II Congreso Internacional de Escritores para la defensa de la cultura, donde conoce a Octavio Paz, Elena Garro y Simone Weil, entre otros.

El 28 de enero de 1939 cruzó la frontera francesa camino del exilio junto a su madre, su hermana y otros familiares, su padre había fallecido meses antes, se reencuentra con su marido en París.
Desde allí partirán hacia México, invitados por la Casa de España, recalando antes en Nueva York y La Habana donde fue invitada como profesora de la Universidad, de allí pasó a México, donde publicó "Filosofía y Poesía" y "Pensamiento y Poesía en la vida española", además entablaría amistad con Alfonso Reyes y Daniel Cosío Villegas.
Trabajó en seminarios, ciclos de conferencias y dando cursos en instituciones cubanas y puertorriqueñas, sigue publicando artículos y libros, como "La Confesión: Género Literario y Método"; "La agonía de Europa" o "El pensamiento vivo de Seneca".

La II Guerra Mundial, le impide reunirse con su madre enferma y su hermana al borde de la locura, en París, ocupado por los nazis.
Cuando la capital francesa es liberada, regresa pero su madre ya estaba enterrada y su hermana se encuentra "muerta en vida", por lo que decide no volver a separarse de ella, poco después se une a ellas el marido de María, pero la convivencia se hace insoportable.
Un año después las dos hermanas se trasladan a La Habana, después a México y de nuevo a La Habana, su situación económica les trae de nuevo hasta Europa, convirtiéndose en dos seres errantes.
Se instalaron en Roma hasta que el gobierno italiano les niega los permisos para continuar en el país, regresan a París donde María se reencuentra con su marido, hasta que él decide volver a México.
Ellas vuelven a La Habana pero las situación economía del país y la relación de María con Pittualga las trae de nuevo a Roma, donde inicia fecundas amistades con intelectuales italianos y continúa escribiendo, de esa época nacen grandes obras maestras como, "España, sueño y verdad" y "La España de Galdós".

En 1957, acusada de abandono del hogar por su marido, recibe una sentencia de divorcio.
Su casa en Roma se convierte en centro de tertulias y famosa por sus cantes y bailes. En 1958 pasa largas temporadas en Florencia, donde se encontraba con su amante, el pintor Ramón Gaya.

Tras varias denuncias e inspecciones sanitarias por los trece gatos de su hermana Araceli, regresan a París, donde leas autoridades tienen aviso de ser "personas peligrosas".
Se instalan en "La Pièce", una casita en un bosque, que se verá animada por las visitas de amigos y primos. Allí surgirán obras como "La tumba de Antigona", "El hombre y lo divino" o "Claros del bosque".

Tras una publicación de José Luis López Aranguren en la Revista Occidente, titulada "Los sueños de María Zambrano" comienza su reconocimiento y valoración en España.
Al fallecer su hermana vive en Roma y Grecia, gracias a sus mecenas Timothy Osborne, años más tarde regresa a su casa del bosque.

En 1981 fue recompensada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, siendo la primera mujer en obtener este premio.
El Ayuntamiento de su localidad natal la nombra hija predilecta y al año siguiente la Universidad de Málaga la inviste Doctora Honoris Causa.

En 1984 anciana y desahuciada por los médicos regresa a España tras más de cincuenta años en el exilio, continuaron sus reconocimientos como Hija Predilecta de Andalucía y el Premio Cervantes.

Fallece en Madrid el 6 de febrero de 1991 y fue enterrada entre un naranjo un limonero en el cementerio de Vélez-Málaga, a donde fueron trasladados los restos mortales de su madre y su hermana, en sus lápidas figuran el verso del Cantar de los Cantares, "surge amica mea et vem".
Siguió recibiendo títulos y reconocimientos tras su fallecimiento.


miércoles, 18 de octubre de 2017

Mi día de la semana...

No se trata de contarle al mundo que te quiero y que me quieres, de contarle que los lunes desde hace un tiempo parecen sábados de sofá y manta acurrucados.

Que ya no tenemos que esperar a los viernes para besarnos, que ahora también lo podemos hacer los martes.

No se trata de contarle al mundo que los miércoles nos reímos a carcajadas, sin miedo a que nos vean, que los jueves paseamos juntos por el parque y que los domingos nos seguimos queriendo.

Y que le importa al mundo si nos queremos o no, si yo lo que quiero contarle es que cualquier día de la semana es mi favorito, si en él estás tú.



Las mujeres de la Generación del 27, MARUJA MALLO

Nació un cinco de enero de 1902, en Viveiro, Lugo.

Fue bautizada con el nombre de Ana María Gómez González y fue la cuarta hija de los catorce que tuvieron Justo Gomez Mallo, funcionario del cuerpo de aduanas y María del Pilar González Lorenzo. Era hermana del escultor Cristino Mallo, ambos utilizaron el segundo apellido de su padre.

Debido al trabajo de su padre, la familia se traslada con frecuencia, en 1913 lo hacen a Avilés donde permanecen siete años, es en ese periodo donde MARUJA comenzará  su formación en la Escuela de Artes y Oficios y en algún estudio particular.

Allí traba amistad con el pintor Luis Bayoneta, con quien más tarde volverá a coincidir en la Real Academia en la ingresaría con veinte años tras un nuevo traslado de su padre, esta vez a Madrid, su hermano Cristino hará lo mismo.

Comenzó a relacionarse con Salvador Dalí, quien la definiría como "mitad Ángel, mitad marisco"; con Concha Mendez, Federico García Lorca, María Zambrano, Luis Buñuel o Rafael Alberti, con este último mantuvo una relación amorosa, hasta que él conoció a María Teresa León.

Tomó parte activa de la primera Escuela de Vallecas, además trabaja para varias publicaciones literarias, "La Gaceta Literaria", "El Almanaque Literario", "La Revista de Occidente", además realiza las portadas de varios libros.

Fue Ortega y Gasset quien el organiza su primera exposición en el año 1928, en los salones de la Revista de Occidente, esta exposición sería el punto de partida para que MARUJA fuese juzgada por su obra y no por su condición de mujer.

Colaboró intensamente con Alberti hasta 1931; en estos años pinta la serie "Cloacas y Campanarios", cercana a los planteamientos de la Escuela de Vallecas de la que había formado parte.


En 1932 recibe una pensión de la Junta de Ampliación de Estudios para ir a París, donde conocerá a Renè Magritte, Joan Miró, entre otros.

Su primera exposición en París tuvo lugar en la Galeria Pierre Loeb en 1932, allí comienza su etapa surrealista, su pintura cambió radicalmente e y alcanzó la maestría, tanto que Bretón compró su cuadro titulado Espantapájaros"' hoy en día considerado una de las grandes obras del surrealismo.Surge una gran amistad entre MARUJA y Bretón quien le proporciona la amistad con Jean Casson y le pondrá en contacto con Picasso y Miró entre otros.


A su regreso a Madrid en 1933 participó en la Sociedad de Artistas Ibéricos, activamente, por entonces su notoriedad era tal que el Gobierno Francés compró uno de sus cuadros para exponerlo en el Museo Nacional de Arte Moderno.

En ese mismo año desarrolla por triple partida su dedicación como profesora en el,Instituto Arévalo, en la Escuela de Cerámica se Madrid, para esta última diseñó platos, de los cuales ya no existe ninguno.

Frecuentó a Miguel Hernández, con quien se dice mantuvo una relación amorosa, juntos planearon el drama "Los hijos de la piedra". A la influencia de Mallo, Hernandez le debe las cuatro composiciones que desgajó en "El rayo que no cesa".

En 1934 coincide de nuevo con Pablo Neruda, a quien había conocido durante su estancia en París.


En 1936 sigue exponiendo con pintores surrealistas en Londres y Barcelona. Participa como docente en misiones pedagógicas que la llevan hasta su Galicia nata, es allí donde le sorprende la Guerra Civil.

Al estallar el conflicto bélico, huye hasta Portugal, allí la recibe Gabriela Mistral, escritora que años más tarde recibiría el Premio Nobel de Literatura, por entonces ejercía de embajadora de Chile en Portugal.

Poco tiempo después la ayudaría a trasladarse hasta Buenos Aires, recibiendo una invitación de la Asociación de Amigos del Arte, para dar una serie de conferencias sobre plástica española. Inicia así su exilio en Argentina de más de veinticinco años, donde siguió pintando, dando clases y cultivando amistades.

Allí recibe enseguida reconocimientos, colaboró con la revista de vanguardia "Sur", en la cual también participaba Borges.

Vive entre Argentina y Uruguay, se dedica a viajar, diseñar, pintar, se dedicó a crear. En esta etapa además se suceden distintas exposiciones en París, Brasil y Nueva York.

El 2 de agosto de 1938 se estrenó la "Cantata en la tumba de Federico García Lorca" de Alfonso Reyes, con música de Jaime Pahissa y escenografía de MARUJA Mallo.

En 1939 viaja a Santiago de Chil invitada para un ciclo de conferencias. De su paso por Buenos Aires, el Museo del Dibujo y la Ilustración, atesora donde temperas sobre papel reprenda do animales mitad real y mitad fantásticos.

Ese mismo año publica un libro titulado "Lo popular en la plástica española a través de mi obra", además comenzó a pintar retratos de. Ujieres, cuyo estilo es el precursor del arte pop estadounidense.

En 1942 pública el libro "MARUJA Mallo" con texto previo de Ramón Gómez de la Serna, donde se reproducen textos de la autora.


Entre 1945 y 1957 tuvo un periodo oscuro, con escasas apariciones públicas y exposiciones.

En 1945 viaja a Chile, se traslada a Viña del Mar y a la Isla de Pascua junto a Pablo Neruda, buscando inspiración para el mural de un cine de Los Ángeles de Buenos Aires, que se inauguró ese mismo año.

En 1948 realiza una exposición en la Galería CarrolmCarstairs de Nueva York.

En 1949 deja Argentina para irse a Nueva York, en 1950 expone en la galería de Silvagni de París y en 1959 en la Galería Bonino de Buenos Aires.

En 1962 tras veinticinco años de exilio, regresa a España desde Nueva York.

Se instala en Madrid, donde realiza una exposición en la sala Mediterráneo, pero es casi una desconocida en su propio país, por lo que desaparece de la vida pública y vuelve s dibujar las portadas de la Revista Occidente.


En 1979 comienza su última etapa pictórica con "Los moradores de vacío", tenía ya setenta y siete años pero seguía conservando su frescura. En los años ochenta le ofrecen varias exposiciones y le otorgaron varios premios, como la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y el Premio de Artes Plásticas de Madrid.


En 1990 recibe la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid y en 1991 la Medalla de Galicia. En 1992 con motivo de su noventa cumpleaños se celebra una exposición en la Galería Guillermo de Oscura en Madrid, que muestra por primera vez cuadros de sus años de exilio.

Fallece el 6 de febrero de 1995 en Madrid a los noventa y tres años de edad.



martes, 17 de octubre de 2017

Y...

Y de todo aquello que pudo ser y nunca fue, me queda una canción sonando en mi cabeza, cientos de te quiero guardados en mi memoria.


Me queda alguna que otra caricia que aún hace erizar mi piel.


Y de todo aquello que pudo ser y nunca fue me queda por saber que hubiera sido si además de poder hubiéramos querido.




lunes, 16 de octubre de 2017

Las Sinsombrero


Las Sinsombrero es el nombre por el que son conocidas un grupo de artistas y pensadoras españolas pertenecientes a la Generación del 27, nacidas entre 1898 y 1914. El nombre responde al gesto de quitarse el sombrero en público que protagonizaron Maruja Mallo, Margarita Manso, Salvador Dalí y Federico García Lorca en la Puerta del Sol.


Maruja Mallo lo explicaba así "Un día se nos ocurrió a Federico, Dalí, a Margarita y a mí quitarnos el sombrero porque parecía que estábamos congestionando las ideas, mientras atravesábamos la Puerta del Sol, nos apedrearon llamándonos de todo."


En plena dictadura de Primo de Rivera, el gesto de quitarse el sombrero los convirtió en rebeldes, especialmente a las mujeres, para ellas era como prescindir del corsé de la época y por tanto no conformarse con el papel de esposa y madre.


La mayoría de ellas residieron, estudiaron y desarrollaron su actividad artística en Madrid.

Estaban abiertas a nuevos conceptos de modernidad y a las corrientes de vanguardia provenientes de Europa, aunque también recuperaron la tradición popular.

Con su actitud rompedora y abierta, su compromiso con el tiempo y la realidad social, transformaron el panorama cultural y artístico de la España de entonces.

Aunque desarrollaron una actividad constante y destacada en campos como la escritura, la pintura, la escultura, la ilustración o la filosofía, la gran mayoría han quedado al margen de las antologías, manuales de arte y la literatura de nuestros días.


Son ejemplo de espíritu rompedor y modernidad. Reivindicaron su papel intelectual, sobre su figura y la vida cultural que les rodeaba.

Muchas de ellas aparecen en publicaciones de la época haciendo reseñas sobre libros, opinando sobre arquitectura y formando parte de una ajetreada agenda social.

Consiguen que se les empiece a denominar "escritoras", "autoras", "pintoras", etc.

De personalidades fuertes e independientes, comienzan a hacer suyo un espacio que hasta entonces había estado reservado a los hombres.

Se representan en grupos con looks modernos, intelectuales e incluso fuman en público.

Les unía la lucha común contra una sociedad que las rechazaba y ninguneaba en gran medida.

Los centros de encuentro fueron escenarios comunes para ejercer la unión y la defensa, algunos eran compartidos con sus compañeros de generación, como los espacios de intercambio cultural, como la Revista de Occidente o La Gaceta Literaria.


El contexto histórico de las Sinsombrero engloba la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República y la Guerra Civil.

Tras perder Cuba, Filipinas y Puerto Rico, España se sumergió en una gran crisis económica que propició cambios políticos, económicos e intelectuales.

Estaba inmersa en una corriente antifeminista que señalaba la desigualdad de sexos, la debilidad del género femenino; la sociedad patriarcal pretendía frenar la aparición de una nueva mujer Europea, que había conocido la autonomía durante la Primera Guerra Mundial, forzada a asumir el lugar del hombre que marchaba al frente.

Aparecen movimientos feministas y sufragistas, en España este proceso se consolida durante la Segunda República en 1931.

Las Sinsombrero se presentan ante la sociedad y conquistan también el mundo artístico .


La Guerra Civil truncara el camino y su desenlace supondrá largos exilios para estas mujeres, que encontraron en América y Europa su nuevo espacio.

Las que se quedaron en España sufrieron represalias que comprendían la cárcel y en algunos casos, en otros la muerte.




domingo, 15 de octubre de 2017

Svetlana Alevievich


Escritora y periodista bielorrusa galardonada con el Nobel de Literatura en el año 2015.


Nació en la Ucrania Sovietica en 1948, pero se crió en la Republica Sovietica de Bielorrusia.

Hija de dos maestros estudio periodismo en la Universidad de Minsk, al graduarse se traslada a Biaroza para trabajar en el periódico local y como profesora de historia y alemán en la escuela local.


Escribió poesía y artículos desde sus años escolares y fue en la revista literaria Newman donde publicó sus primeros ensayos, cuentos y reportajes.

Sus textos están a medio camino entre la literatura y el periodismo, yuxtapone testimonios individuales, para acercarse más a la sustancia humana.


En 1983 publica "La guerra no tiene rostro de mujer", donde a partir de entrevistas aborda el tema de las mujeres rusas que participaron en la Segunda Guerra Mundial, en 1985 fue adaptada al teatro.


En 1989 publica "Los chicos del zinc" donde recoge testimonios de las madres de algunos soldados sovieticos que participaron en la Guerra de Afganistán.


En 1993 "Cautivos de la muerte" ofrece la visión de aquellos que no sobre vieron a la caída del régimen sovietico y se suicidaron.


Con "Voces de Chernobil" en 1997 expone el heroísmo y sufrimiento de aquellos que se sacrificaron en la catarro de nuclear.

Fue traducido a vente idiomas y en 2006 se publica en España, a día de hoy sigue prohibido en Bielorrusia.


En su última obra "Época del desencanto" año 2014 intenta hacer un retrato generacional de todos los que vivieron la caída del estado soviético.

Además ha compuesto numerosos guiñes para documentales y algunas obras de teatro.


Su obra es una crónica de hombres y mujeres soviéticos, basándose siempre en entrevistas durante los momentos más dramáticos de su país, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Afganistán, la caída de la Unión Soviética y el accidente de Chernobil.


Se enfrentó al régimen y censura de su país, por lo que lo abandona en el año 2000, desde entonces y hasta 2011 vivió en París, Gotemburgo y Berlín.


Regresa a Minsk en el año 2011, varios de sus libros fueron publicados en Europa, Estados Unidos, China, Vietnam e India.


En 2015 recibe el Nobel de Literatura, siendo la primera escritora de no ficción con este premio en el siglo XXI.




viernes, 13 de octubre de 2017

ALICE MUNRO

ALICE MUNRO

Narradora canadiense, sobre todo de relatos. Está considerada como una de las escritoras más destacadas de la actualidad en lengua inglesa, recibe el Premio Nobel de Literatura en el año 2013.


Nació un 10 de julio de 1931 en Ontario, en una granja durante una gran depresión económica, hecho que se refleja en gran parte de sus relatos.

Durante sus años de universidad, realiza trabajos manuales para poder pagarse sus estudios, allí conoció a James MUNRO con quien se casó en 1951 y del cual se divorció en 1972.

Junto a él regenta una librería en la localidad de Victoria. Tras su divorcio regresa a Ontario donde se convirtió en escritora residente en su antigua universidad.


Vuelve a casarse en 1976, para entonces ya tenía su carrera como escritora bien orientada, a partir de entonces se consolida.


Se inició escribiendo cuentos en los años cincuenta, a pesar del poco tiempo que tenía publicó una novela y dos recopilaciones de relatos.


En 1968 escribió "Dance of the Happy Shades", en 1971 "Las vidas de las mujeres" y en 1974 una serie de relatos entrelazados "Something I've been meaning to tell you".


Entre 1978 y 1994 publica cinco obras más, pero sin demasiado éxito. Es a partir de 2001 con "Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio" y en 2004 con "Escapada" deja de ser esa escritora secreta para algunos, aunque muy reconocida por otros.


En 2006 con "La vista desde Castle Rock" hace balance de la historia de su familia, de origen escocés que emigró a Canadá.

Con esta obra habló de retirarse del mundo de la literatura, pero la publicación de "Demasiada felicidad" en 2009 lo desmiente.


En 2012 publica "Mi querida vida" un libro de relatos centrado en el pasado y en sus recuerdos personales.


Sus relatos breves se basan en las relaciones humanas desde la vida cotidiana.


Ha ganado varios premios internacionales a lo,largo de sus carrera. Pero sin duda el mayor reconocimiento a su trayectoria le llegó en 2013 al serle otorgado el Nobel de Literatura.




Debería...

Debería haberte pedido que te quedaras y no haber dejado que te marcharas.


Debería haberte pedido menos tiempo y no haberme callado tantos te quiero.


Debería haberte buscado durante el día, para no extrañarte por las noches.


Debería haberte vivido más, para no tenerte que soñar.



HERTA MÜLLER

Novelista, poetisa y ensayista rumano-alemana.

Su obra se basa fundamentalmente en las condiciones de vida durante la dictadura de Cesucescu.

Recibió el Premio Nobel de Literatura en el año 2009

Ella misma declaró que este premio le sirvió para denunciar las dictaduras.


Nació en Rumanía un 17 de agosto de 1953, en una región germanohablante, su familia pertenece a los Suabos del Danibio, una minoría alemana que llevan asentados en siglos en Timisoara.


Su abuelo fue expropiado de su granja durante el régimen cominos ya rumano. Su padre camionero, fue formado como nazi y sirvió durante la II Guerra Mundial, su madre fue deportada a la Unión Soviética donde pasó años en un campo de concentración.


Quedaron marcados por estas experiencias por lo que no hablaban mucho de sobre su pasado, según ella misma cuenta, creció en un ambiente rodeada de silencio y tabúes.


Para estudiar bachillerato tuvo que aprender rumano, eso le hizo darse cuenta de lo que era pertenecer a una minoría.

Estudió filología germánica y Rumanía, mientras frecuentaba tertulias de escritores rumano-alemanes, en ellas conoció a Richard Wagner, más tarde se convertiría en su marido.


Tras terminar sus estudios comenzó a trabajar como traductora técnica en una fábrica, allí comienza a escribir.

Fue despedida tras recibir la visita de un agente de la SecuritTe que la presionó para colaborar con el servicio secreto, se negó a ello, aquel hecho le costó el,despido, amenazas e interrogatorios.


Años más tarde conseguiría un permiso para abandonar Rumanía y trasladarse a la Alemania Occidental junto a su marido y su madre, pero nunca dejó de ser intimidada por la SecuritTe a pesar de encontrarse en otro país.


Fue reconocida con el Nobel de Literatura en 2009 por su capacidad para describir "con la concentración de la,poesía y la franqueza de la prosa, el,paisaje de los poseídos."


En la actualidad reside en Berlín.


El tema principal de las obras de Herta es la dictadura rumana y la destruccion planificada del individuo en el régimen de Ceaucescu.

Su primer libro "En tierras bajas" se publica en 1982 en Bucarest en versión censurada, dos años más tarde se publica completa en Berlín.


Ese mismo año y tras publicar "Tango opresivo", se les prohíbe publicar en su país.  Mientras en Alemania y Austria su obra triunfa y es elogiada.


Publicó su última novela en 2009, "Todo lo que tengo lo llevo conmigo", unos meses antes del anuncio que le otorgaba el Premio Nobel de Literatura.

Es la primera vez que no se basa en su vida, sino en los recuerdos de Oskar Partió, poeta transilvano.

Donde muestra un destino que compartieron muchos miembros de la minoría alemana, como su propia madre.


Sus obras han sido traducidas a más de 50 idiomas. Además ha publicado ensayos, discursos y conferencias.


Además tiene numerosos poemas-collage que nacerían en sus viajes en tren, recortaba letras y se los enviaba a modo de cartas a los amigos.

Tiene un estilo muy particular, destaca su gran fuerza evocadora, muchos la califican dentro de la prosa poética.

Define a la Literatura como "algo artificial, que se nutre de la realidad e intenta captarla".






jueves, 12 de octubre de 2017

DORIS LESSING

Doris Lessing

Hija de un antiguo oficial del ejército británico que perdió una pierna durante su participación en la Primera Guerra Mundial, el cual se casó con Emily una de las enfermeras que lo atendió.


Doris nació en Irán a donde se había. Trasladado por temas de trabajo, pero cuando ella contaba con seis años de dejad deciden viajar a África para hacer fortuna como granjeros, cultivando maíz, tabaco y cereales.


En su autobiografía define aquellos años como ambivalentes, por un lado la estricta educación de su madre y por otro los momentos en los que disfrutaba y descubría la naturaleza, también se sensibilizó con la discriminación racial.


Las desavenencias con su madre la llevan a abandonar los estudios a los catorce años, a los quince se marchó de casa para trabajar como niñera.


Fue autodidacta, leyendo obras de política y sociología y comenzó a cultivar la literatura.

Con diecinueve años contrae matrimonio, del cual nacieron dos niños. Cuatro años más tarde se divorcia y se une a un grupo de ideas comunistas.


En 1944 se casó con u exiliado judío-alemán Gottfried Lessin de quien adopta el,apellido y con quien tuvo a su tercer hijo.

Con treinta y seis años se divorcia de nuevo a sus inquietudes intelectuales y literarias y agobiada por el trabajo de madre y esposa.

Se traslada a Reino Unido acompañada tan solo por el menor de sus hijos.

Allí reanudó su carrera literaria publicando "Canta la hierba" y militó  en el Partido Comunista. Participó en campañas antinucleares y criticó al régimen del apartheid sudafricano.


La revelación de los crímenes estalinistas  la hacen abandonar el,partido, expuso su desencanto en su obra "Retreat to Innoncence". Debido a sus críticas se le prohíbe la entrada en África del Sur.


Su gran éxito llega en 1962 con "El cuaderno dorado" obra con grandes tintes feministas.

Su obra casi siempre es autobiográfica inspirándose en sus experiencias africanas, su infancia, sus desengaños y en los hechos que la llevaron a hacerse feminista, comunista, pacificista y anticolonialista.

Con más de cincuenta novelas y un gran número de relatos cortos, cultivó también el teatro, la lírica, el ensayo y algún libreto de ópera.


Es la pentalogía "Hijos de la violencis" su obra más ambiciosa, donde narra el desplome del sistema colonial y sus secuelas sobre las relaciones entre blancos y negros.


Bajó del seudónimo de Jane Somers publica "Diario del buen vecino" donde quiso demostrar las dificultades de escritores sin nombre conocido.


Con setenta y seis años viaja de nuevo a África para visitar a su hija y a su nieto, irónicamente es recibida con honores en aquel país que cuarenta años antes la había expulsado debido a los temas tratados en sus obras.


Fue considerada una autora comprometida con las ideas liberales, aunque no quiso dar nunca mensajes políticos en sus obras, fue sin duda icono de causas marxistas, anticoloniales, anti segregacionistas y feministas.


Ha sido de las pocas autoras reconocidas con los grandes premios europeos.

En él años 2001 le era otorgado el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

Se convirtió en eterna candidata al Premio Nobel de Literatura, el cual le fue concedido en 2007.

Tras varios derrames cerebrales, fallece en el año 2013 a los 94 años de edad.




martes, 10 de octubre de 2017

ELFRIEDE JELINEK

Nació en 1946, austriaca, reconocida con el Kafka y el Nobel de Literatura en 2004.

Novelista, poeta, dramaturga, traductora, guionista y ensayista.

Hija de un judio checo y una madre vienesa de clase acomodada, era nieta de Emil Jellinrk, diplomático y empresario que ideó la marca Mercedes.

Perteneció al partido comunista de Austria hasta 1991.


Estudió música y composición en el Conservatorio de Música de Viena. Realizó cursos de teatro e historia del arte mientras continuaba los estudios de música.

Se hizo popular gracias a su obra titulada "La amante", conquistando con ella al público alemán.


Su obra más destacada es "La Pianista", fue llevada al cine por el director Michael Haneke en el año 2001.


Aunque tiene novelas sobresalientes como "Somos reclamo baby", "Los excluídos", "Deseo", "Los hijos de los muertos" y "Obsesión".

Hay que destacar su poemario "Las sombras de Lisa" y varias obras de teatro como "Una pieza deportiva", "La central".


En la actualidad reside entre Múnich y Viena.

Está considerada como una de las autoras más importantes de habla alemana.


En sus obras crea la imposibilidad de las mujeres por lograr una vida completa en un mundo donde son pintadas con imágenes estereotipadas.


Tiene admiradores y detractores a partes iguales.

Sus novelas y obras de teatro están consideradas una auténtica provocación, han llegado a ser calificadas como "anti arte" o "pornografía roja".

Su instrumento de reivindicación es la escritura.


Según ella misma, su postura está al lado de los oprimidos, sobre todo de la mujer.

Considera que debe hacerse frente al caos de una sociedad dominada por el sexo.

Lleva las situaciones a extremos donde sus personajes parecen dejar atrás su condición de humanos para convertirse en bestias.