domingo, 5 de marzo de 2017

Intentar


Y mira que lo intento, pero mis mañanas siguen oliendo a ti, a café recién hecho y besos.
A remolonear en la cama entre abrazos y risas.
A cosquillas desmesuradas y carcajadas a cada segundo.

A las ganas de despertarte a besos y despertarme sintiendo los tuyos.
Me siguen oliendo a susurros al oído y espejos empañados en el baño.

Me siguen oliendo a tus risas y tus te quiero.
Me siguen oliendo a ti, mientras te espero de nuevo, aquí al otro lado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada